“De mi verán mucho compromiso, trabajo y respeto por el club”

El portero proveniente de San Luis de Quillota tiene las metas grupales claras y con ellas cuadra su meta personal. Sus ganas por pisar una cancha son grandes ya que no disputa un partido oficial desde octubre debido al estallido social, pero esta cuarentena no lo detiene para seguir entrenando y llegar a punto al debut de esta temporada.

Con 30 años y variada trayectoria por clubes de nuestro fútbol nacional, Leonardo Figueroa ha sabido destacar por sus aptitudes dentro de la cancha. Campeón de Copa Chile en dos oportunidades y con diferentes participaciones en Copa Sudamericana destacan en su curriculum de éxitos, los que quiere repetir, esta vez vistiendo la camiseta de los “Herraduros” al más puro estilo de Gianluigi Buffon, su ejemplo a seguir.

-Algo que siempre llama la atención es conocer si desde siempre elegiste ser portero o tuviste algunos coqueteos con otras posiciones.

La verdad, siempre me gustó el puesto y nunca pensé jugar en otra posición, pero si en mi club de barrio jugué un par de veces de delantero, pero era más que nada por diversión.

-Tienes trayectoria en varios clubes, con los que disputaste torneos internacionales y ganaste una Copa Chile.

Sí, me ha tocado estar en varios clubes del fútbol chileno y en uno de ellos pude jugar un partido internacional. Creo que ha sido lo más importante en mi carrera. En Universidad de Concepción participé en muchas ediciones de Copa Chile y estuve en el plantel que el 2009 la ganó, pero en ese momento era juvenil. En 2015, tuve una participación más directa ya que jugué cuatro partidos y fuimos campeones nuevamente.

-¿Qué portero es tu ejemplo? ¿Cuál es tú estilo en cancha?

A nivel mundial siempre me gustó Buffon por lo sobrio que es para jugar. A nivel nacional, uno siempre tiene como referente a Claudio Bravo, pero son muchos los arqueros que podría nombrar, cada uno tiene cualidades distintas. En cuanto a mi estilo de juego, trato de ser un arquero sobrio, de estar siempre bien posicionado en la cancha y ser un apoyo para mis compañeros.

-¿Cuál es la fortaleza de Leo Figueroa?

Una fortaleza que para mi es importante es que siempre me mantengo hablándoles a mis defensas para que estén atentos a los ataques. Otra, es el poder ser un compañero más, logrando entregarles opciones de pase a mis compañeros ubicándome bien en la cancha.

-Me imagino que estás ansioso por disputar un partido, pues no entras a una cancha desde octubre del 2019…

Sí, mi último partido fue en octubre del año pasado jugando por San Luis y uno siempre quiere estar en la cancha, pero por los motivos del estallido social y ahora la pandemia se ha dilatado mucho el comienzo de campeonato. La verdad es que ganas hay de sobra, yo disfruto mucho estando dentro de una cancha de fútbol y jugar este deporte.

-¿Cómo has sobrellevado la cuarentena y tus entrenamientos bajo este régimen?

En el día a a día es difícil ya que ahora uno no sabe qué hacer. Con mi pareja nos hemos visto todo tipo de series y películas para no estar aburridos en casa, cuando necesitamos vamos al supermercado o sacamos a pasear a nuestro perro por que más no se puede hacer, tenemos que cuidarnos entre todos. Lo que se me ha hecho difícil, es el no poder ver a mis hijos porque ellos viven en Concepción con la mamá y por toda la pandemia es muy complicado que viajen a verme, pero es lo correcto. Por ahora, nos toca extrañarnos para cuidarnos y cuando ya pase todo esto podré verlos y abrazarlos. En cuanto a mis entrenamientos, todos los días hago los trabajos que se me indicaron para mejorar la forma física. Acá en mi edificio tengo un gym que pude ocupar y me sirvió mucho.

-¿Cuál es la meta personal y colectiva a cumplir en Colchagua?

Mi meta personal es hacer un buen campeonato de la mano de mis compañeros. Como equipo, queremos cumplir nuestro objetivo principal que es subir de división.

-De ti ¿Qué verán los hinchas en cancha?

De mi podrán ver  mucho compromiso, mucho trabajo y por sobre todo gran respeto al club y a mis compañeros.

Para mi sería un honor hacer historia con el club y llevarlo a Primera División

El argentino de 28 años arriba al plantel Herraduro en calidad de préstamo desde Deportes Melipilla. Con una larga trayectoria en nuestro fútbol, el delantero busca consagrarse con la camiseta de Colchagua y aportar al máximo en el frente ofensivo sanfernandino.

Terminada la temporada 2019 en Fernández Vial, y tras decidir dejar al equipo dueño de su pase, Milton Alegre recala en el cuadro dirigido por René Curaz con la convicción de que puede lograr grandes cosas en el club. Una de sus metas es consagrarse tanto individual como colectivamente, y no oculta su deseo de llevar a punta de sus goles y trabajo grupal a Colchagua a lo más alto de la tabla esta temporada, logrando llevarse el premio mayor: el asenso a la Primera División B de nuestro fútbol nacional.

Supongo que ya estás ansioso porque se retome el fútbol…

Sí, la verdad es que sí. Igual, no soy solo yo, es la mayoría y no solo los jugadores, sino que también la gente. Cada ciudad debe estar pendiente de cuando se retoma esto.

-¿Cómo ves el nivel en la Segunda División para este torneo?

Hay un par de clubes que la verdad se armaron bastante bien. Vial, Lautaro, Cauquenes, todos tienen buenos nombres. Todo va a estar muy apretado y competitivo por que se vienen una seguidilla de partidos importantes. Yo creo que el que este mejor física y mentalmente va a sacar la tarea delante de muy buena forma.

-¿Cuál crees que es tu mayor virtud deportiva?

Difícil pregunta, quizás un poco la experiencia que tengo en la división. Hace bastante tiempo que estoy acá y eso le puede jugar a favor al equipo. Más allá de eso, yo me siento un jugador igual a los otros.

-¿Cómo has sobre llevado la pandemia y el poder compatibilizarla con tu trabajo?

Yo me vine a préstamo de Melipilla y con ellos estábamos entrenando por Zoom. La verdad es que era muy estresante por que no se puede entrenar bien, era difícil adaptarse a los espacios más pequeños. Ahora, que volvimos a las canchas, la verdad es que no pensé que iba a extrañar tanto el entrenar en una cancha y como dicen por ahí, hasta que lo pierdes no sabes cuanto vale. En este tema, la ausencia de los entrenamientos me hizo valorarlos mucho más.

-¿Por qué aceptaste venir a Colchagua?

La verdad es que es segunda o tercera vez que trataban de traerme y por distintos motivos nunca se pudo concretar, hasta ahora. Me dijeron que el club era muy ordenado, muy metidos en sus proyectos y ahora que lo vivo me doy cuenta. Este es un desafío muy lindo para mi por que es un club que tiene historia. Para mi sería un honor hacer historia con el club y llevarlo a primera división.

-¿Cuáles son los objetivos personales y grupales?

En lo personal, intentar concretar la mayor cantidad de goles posibles y tratar de dejar el club en lo más alto. Quiero ascender con Colchagua. En lo grupal, tratar de siempre empujar al equipo para adelante, si alguien está mal tratar de apoyarlo. Sé que los más chicos se apoyan en los grandes y en los que tenemos más experiencia, por eso hay que tratar de acompañarlos y mostrarles que estamos con ellos. Si algo no sale a la primera, seguimos intentando hasta lograrlo porque siempre se puede volver a comenzar.

-Milton ¿Cómo te describirías dentro del campo de juego?

Nunca he podido responder muy bien esa pregunta, pero mi cualidad puede ser que me muevo bien en el campo, trato de crearme espacios para que mis compañeros me puedan dar pases más limpios, marcar diagonales y creo tener un buen juego aéreo… la verdad no me sé describir muy bien (risas).

-Finalmente, un mensaje para toda la gente que espera con muchas ganas el retorno de Colchagua al campo de juego.

Lo principal es tener tranquilidad ante todo, tratar de que no nos juegue en contra la ansiedad. Todos queremos lograr el objetivo de ascender con Colchagua y consagrarnos. A la gente, le pido que a pesar de que quizás no puedan ir al estadio nos apoyen de todas maneras. Nosotros día a día nos vamos a romper el lomo para lograr nuestra meta y a fin de año abrazarnos por haber logrado consagrarnos campeones.

“Queremos ser protagonistas, ascender y hacer historia con el club”

El volante de 36 años tiene sus metas claras. La cuarentena no ha sido excusa para entrenar, mantenerse en forma y conservar su mente clara en el objetivo grupal y personal: instalar a Colchagua CD en la Primera B del fútbol chileno.

De exitosos pasos en diferentes equipos de nuestro fútbol, Octavio Pozo, actual capitán de Colchagua cuenta los días para poder reencontrarse dentro de una cancha con sus compañeros. Y como dicen, el fútbol es el deporte rey, y él lo sabe desde dentro. La pasión por este deporte lo ha llevado a vivir junto a su familia en diferentes destinos. Pero la entereza lo acompaña y es así como se prepara para doblegar el Covid-19 y así volver pronto a uno de los lugares que más feliz lo hacen: una cancha de fútbol.

-¿A qué edad comenzaste a jugar al fútbol?

Empecé a los 10 años en Colo Colo, ahí estuve hasta los 18 años. Mi último año juvenil fue en Audax Italiano, donde hice mi debut como futbolista profesional.

-Luego del debut en Audax Italiano, partes al extranjero ¿Cómo fue esa experiencia?

Después de debutar en Audax, se me dio la oportunidad de ir a jugar a Indonesia gracias a la gestión que me hizo Claudio Borghi. Fue una muy linda experiencia, la verdad solo te puedo decir que aprendí cosas muy importantes que hasta el día de hoy le transmito a mis compañeros para que le tomen el peso a la carrera de futbolista. Fue muy lindo haber jugado ahí, logré vestir la camiseta de cuatro equipos y llegando a conseguir tres ascensos con ellos.

-Y este 2020, decidiste vestir la camiseta de Colchagua ¿Por qué?

La verdad es que tomé esta decisión por varios factores. Me llamaron de acá y la oferta con sus objetivos eran bastantes interesantes. Se dieron las negociaciones y al conversarlo con mi familia decidimos venirnos a vivir a San Fernando para que yo pudiera jugar en Colchagua. Yo venía hace tiempo siguiendo esta categoría, hay jugadores interesantes y con gran trayectoria que han elegido jugar acá. Se ve muy buen juego y por lo mismo no hay que mirar en menos la segunda profesional.

– ¿Cómo has sobrellevado la cuarentena y entrenar bajo ésta?

Es complejo todo, no poder hacer tu vida cotidiana, no poder entrenar con tus compañeros es difícil. He tratado de sobrellevarlo bien, estando en casa con mi familia, pero hay situaciones que ya te aburren. Hay que tener paciencia y cuidarse para que esto de una vez se termine. Para seguir en ritmo, tenemos entrenamientos cuatro veces por semana vía Zoom y supervisados por los profes, pero siempre esperando volver pronto por que la verdad es que se extraña harto, pero nos estamos preparando para retomar con buen estado físico los entrenamientos con los compañeros.

-Octavio algo que se repite a nivel mundial es que el fútbol se está retomando sin hinchadas ¿Cómo será esa experiencia?

Ese es un tema complicado porque tu estás acostumbrado a jugar con gente, con harto público, pero están siendo las condiciones para comenzar o retomar campeonatos. Yo creo que se sentirá un silencio total. El otro día escuchaba Arturo Vidal diciendo que era una sensación rara porque no está esa emoción al recibir el respaldo cuando estás abajo en el marcador y la gente te levanta y la verdad es que lo comparto. Lamentablemente hay que empezar a asimilar eso y es que vamos a jugar sin gente, pero siempre teniendo en cuenta que es por el bien de todos.

-¿Cuáles son los objetivos personales y grupales este torneo?

En lo personal, es ascender. Esa fue mi idea cuando acepté venir para acá, ese es mi objetivo personal. En lo grupal, tenemos un buen grupo y para mi lo principal es tener un plantel con buenas personas además de buenos jugadores. Tenemos un excelente equipo que se mezcla entre la experiencia de los más grandes y las ganas de los más jóvenes y tratamos de complementarnos entre todos. El objetivo grupal más claro es ascender y sabemos que tenemos un equipo para pelearle a cualquiera. Tenemos claro que es algo se tiene que conseguir semana a semana y sin hacer mucho ruido, pero queremos ser protagonistas este torneo, ascender a primera B y hacer historia con el club.

-¿Qué verán los hinchas de esta versión de Octavio Pozo el capitán de Colchagua?

La verdad es que yo soy uno más, no por llevar la jineta voy a pasar a llevar a nadie. Acá somos todos importantes. Lo que yo puedo decirles es que siempre me verán empujar el carro hacia adelante y los que se quieran subir, bienvenidos. Acá la invitación es que empujemos todos juntos para cumplir el objetivo final de Colchagua. Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para conseguir las cosas. Trataré de ser un ejemplo para toda la gente y siempre con humildad y respeto hacia mis compañeros, dirigencia e hinchada.